Para comenzar la explicación debemos comprender qué es un delegado. Podemos ver un delegado en C# como un tipo de dato que apunta a un método permitiéndonos así extender las capacidades de nuestro código o permitir que otros lo hagan. La forma de declarar un delegado es de la siguiente manera: <modificador de acceso> delegate <tipo de retorno> <nombre del delegado> (<lista de parámetros>). Podríamos, por ejemplo, tener un delegado que realice una operación con dos números enteros y devuelva un solo número entero. La defnición de este sería algo como:

public delegate int Operacion(int a, int b);

En ella, identificamos las partes:
- public, el modificador de acceso
- delegate la palabra clave para indicar que se trata de un delegado
- int, el tipo de retorno
- Operacion, el nombre del delegado
- int a e int b, los parámetros de entrada

Instanciación

Ahora la parte interesante, porque seguramente te preguntas: ¿cómo instancío un delegado? y ¿cómo defino el comportamiento de un delegado? Como mencioné arriba, el delegado es en cierta manera un apuntador a un método, luego entonces supongamos que tenemos varios métodos que comparten el mismo tipo de retorno y lista de parámetros que nuestro delegado. Para el ejemplo, tomemos los siguientes métodos:

 
public static int Suma(int a, int b) 
{
	Console.WriteLine ("Ejecutando Suma");
	return a + b;
}
 
public static int Resta(int r, int t) 
{
	Console.WriteLine ("Ejecutando Resta");
	return r - t;
}
 
public static int Multiplicacion(int x, int y) 
{
	Console.WriteLine ("Ejecutando Multiplicacion");
	return x * y;
}

Podemos ver que no importa el nombre del método ni de el de los parámetros que recibe. A partir de ellos se puede instanciar los delegados, para ello debemos utilizar el operador new seguido del nombre de nuestro delegado y como parámetro el método al que este “apunta”. Para muestra:

public static void Main()
{
	Operacion mas = new Operacion(Suma);
	Operacion menos = new Operacion (Resta);
	Operacion por = new Operacion (Multiplicacion);

Ejecución

Para ejecutarlo basta con llamarlo como habitualmente llamaríamos al método al que hace referencia, es decir, el nombre asignado a la “variable” del tipo delegado y entre paréntesis la lista de parámetros, para este ejemplo los usaríamos de esta manera:

	// 
	int r1 = mas(4,5); // r1 es igual a 9
	int r2 = menos(4,5); // r2 es igual a -1
	int r3 = por(4,5); // r3 es igual a 20
	//

Combinación

Otra función útil de los delegados es la posiblidad de combinarlos, lo cual se realiza mediante el operador +=. Es confuso decir combinarlos, dado que la combinación es en realidad un tipo de encolamiento, haciéndo que se ejecute uno tras de otro, pero de manera independiente.

	// 
	Operacion combinado = mas;
	combinado += por; // combinación con el operador +=
	
	int r4 = combinado(4,5); // r4 es igual a 20
}

De ejecutarse el código anterior, en la consola se vería el texto: “Ejecutando Suma” seguido de “Ejecutando Multiplicacion” ya que ambos se ejecutan y el valor de r4 es 20 porque siempre se respeta el valor devuelto por el último delegado ejecutado.

Pasos siguientes

C# nos otorga plantillas para crear delegados con una serie personalizable de parámetros de entrada y de salida, a estos se les conoce como Func y Action, pero de ellos les hablaré en el siguiente post. Recuerda que el código de este post está disponible para que lo descargues, lo edites y juegues con él, búscalo en la información del post

¿Dudas? ¿comentarios?
¿Quieres ver más como esto? revisa la etiqueta #AprendeCSharp.
Comparte esto