Y al decir “programar con estilo” no me refiero a que estén todo el tiempo con los meñiques levantados, o sólo hacerlo las tardes a las 5 p.m. No. Programar con estilo es hacer nuestros programas legibles, lo más documentados que podamos y siguiendo las convenciones que algunas comunidades de programadores suelen adoptar para que nuestro código sea “universal”.

Si bien dicen que cada programador tiene su forma de hacer lo suyo (en lo cual creo que tienen razón), esto a veces se convierte en un problema cuando de optimizar, corregir o ampliar el código se trata. En el mejor de los casos recordaremos por completo lo que la variable asdflkj significa en nuestro código, pero imagínate que ya no recuerdas y tienes que andarle buscando por todos lados lo que realmente quisiste hacer. O PEOR AÚN: Imagínate que lo que tu desarrollaste hace tiempo ahora es responsabilidad de alguien más, ¡pobre de él!

“Pues mientras funcione”, aplica, sí. Hay veces en las que es necesaria hacer una corrección rápida (bomberazo, le dicen), pero al final del día siempre se olvida regresar y hacerlo de la manera correcta. Créeme te facilitarás la vida a ti y probablemente a tus colegas.

Una raíz del problema

Creo que el problema viene desde las escuelas, por lo general al momento de entregar nuestros proyectos, tareas, prácticas, etc. nos conformamos con el “pues, funciona”, esto debido a que pocas veces se trabaja varias veces sobre la misma cosa. Son entregas únicas y es por eso que prestamos muy poca atención a la manera en las que las hacemos. El ideal sería que al inicio del curso definiéramos sobre qué vamos a estar trabajando (una especie de proyecto a largo plazo) para forzarnos a darle mantenimiento al código, a mejorarlo cada vez y por tanto hacer las cosas bien.

Ayudará bastante cuando en un momento dado entramos al mundo laboral en el cual sí se desarrolla constantemente sobre un mismo programa, el cual debería estar bien documentado y ser entendible para que pueda ser trabajado por varias manos, manos a las cuales les resulte sencillo manipularlo y no se pierda tiempo en preguntarle al de al lado “¿y esto qué hace?” o quedarnos rascando la cabeza un buen rato preguntándonos “¿para qué usé esto?”.

Una brillante solución

Para nuestra fortuna existen algunas guías de estilo que nos muestran algunas de las convenciones acordadas, las cuales podemos no aceptar por completo desde el inicio, pero sí es importante tenerlas en cuenta. Claro que uno puede inventar sus propias normas, lo importante es aplicarlas consistentemente.

Amigo programador, te dejo unas guías de estilo que me encontré por ahí (en internet), recuerda que seguro hay alguna para tu lenguaje favorito y si no, puedes crear la tuya. Como pequeño comercial, decidí crear una guía de estilo para C#, está en GitHub y todos pueden contribuír (sí, tú también) a desarrollarla.

Otra guía de estilo cool para C#

Otras guías: C++, C++, C#, C#, Java, Java, PHP, PHP.